En mi carrera como alcoholico en abstinencia he observado distintos tipos de personas y distintintas formas de afrontar la abstinencia.

Un tipo de alcoholico es el que no bebe y no duda en contarselo a todo el que pase a su lado. Supongo que es una forma de redimirse. Mi actitud desde el primer dia siempre fue la de que no es necesario que lo conozca mas gente de la que consideré imprescindible, mi gente mas cercana, y entre estos no creo que hubiese mas de 6 ó 7 personas.

El alcohol me había dejado casi solo.

Ya en estos momentos en que comenzaba a ir a un grupo de apoyo en el centro de salud de mi barrio conocía a un chaval que siempre iba con una libreta y apuntaba cualquier cosa que le parecia importante. En aquella época apenas tuve contacto con él y no fue hasta tiempo mas tarde que volvimos a coincidir en otro grupo.

Fue aquí donde fui conociendole mas, su postura era contarle a todo el mundo que no bebía y les contaba el porque.

Si entraba a un bar y pedía un cafe decia al camarero:

«Quizás no es la mejor hora para pedir cafe, pero es que no bebo. ¿sabes? Soy alcoholico en recuperación».

Puede parecer exagerado lo que escribo pero era mas o menos así, el lo contaba como algo que para él era importante, que los demas supiesen que no bebía.

Esta forma de afrontar la abstinencia me pareció rara. Despues he conocido mas gente que tambien afrontaba la abstinencia haciendoselo saber al mayor numero de personas.

En mi opinión, lo mejor es que lo sepa quien lo tiene que saber y pocos mas. Ser adicto no está bien visto y cualquier día se puede volver en tu contra.

Puedes llevar 10 años sin beber pero en tu trabajo saben que eres alcoholico, si pasa cualquier cosa (supongamos un accidente de trafico) habrá quien con su peor baba lo pondrá de manifiesto.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *