UN MARCO DE REFERENCIA 

Refiriéndome una vez más a nuestra lista (inventario), quitando de nuestras mentes los errores que los demás habían cometido, buscamos resueltamente nuestras propias faltas.

¿Cuándo habíamos sido egoístas, faltos de honradez y habíamos tenido miedo? 

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 63 

Hay una maravillosa libertad al no necesitar una constante aprobación de colegas en el trabajo o de la gente que quiero.

Me hubiera gustado saber de este Paso antes, porque una vez que establecí un marco de referencia, me sentí capaz de hacer la siguiente cosa correcta, sabiendo que la acción correspondía a la situación y que esta era la cosa apropiada que había que hacer.