LLEVAR EL MENSAJE AL HOGAR 

¿Podremos llevar a nuestra vida familiar, a veces tan perturbada, el mismo espíritu de amor y tolerancia que llevamos a nuestro grupo de A.A.? 

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 118 

Los miembros de mi familia sufren los efectos de mi enfermedad.

Amarlos y aceptarlos como ellos son – tal como amo y acepto a los miembros de A.A. – hace retornar el amor, la tolerancia y la armonía a mi vida.

Ser cortés y respetar las fronteras personales son prácticas necesarias en todos los aspectos de mi vida.