reflexiones-diarias- cabecera 1200

29 de agosto reflexiones diarias

ESCOJO EL ANONIMATO 

Estamos convencidos de que la humildad, por medio del anonimato, es la mayor protección que siempre podrá tener Alcohólicos Anónimos. 

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 196 

Ya que en A.A. no hay reglas, yo me sitúo donde más me conviene, así es que escojo el anonimato.

Quiero que mi Dios me utilice a mí, humildemente, como uno de sus instrumentos en este programa.

El sacrificio es el arte de dar de mí generosamente, permitiendo que la humildad reemplace a mi ego.

Con sobriedad, yo reprimo el deseo de gritar al mundo, «yo soy miembro de A.A.» y experimento alegría y paz interior.

Permito que la gente vea los cambios en mí y espero que ellos me pregunten qué me sucedió.

Pongo los principios de espiritualidad antes de juzgar, de buscar faltas y de criticar. Quiero amor y cariño en mi grupo para poder desarrollarme.