reflexiones-diarias- cabecera 1200

20 de noviembre reflexiones diarias

20 de noviembre reflexiones diarias

«TU VOLUNTAD, NO LA MÍA»

 . . . cuando se hagan peticiones específicas, será bueno agregar a cada una de ellas esta reserva: «. . . si es Tu voluntad». 

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 109 

Yo simplemente pido durante el día que Dios me dé la mejor comprensión de su voluntad que yo pueda tener para ese día, y que se me conceda la gracia para cumplirla. 

Según transcurre el día, puedo hacer una pausa cuando me encuentro en situaciones que debo enfrentar o con otras decisiones que debo tomar, y renovar la simple petición: «Hágase Tu voluntad, no la mía». 

Siempre debo tener en mente que en todas las situaciones yo soy responsable del esfuerzo y Dios es responsable del resultado. 

Puedo «desprenderme y dejárselo a Dios» repitiendo humildemente: «Hágase Tu voluntad, no la mía». 

La paciencia y la perseverancia en buscar Su voluntad para conmigo, me librarán del dolor que dan las expectativas egoístas.

Deja un comentario