VIGILANCIA

Hemos visto esta verdad demostrada una y otra vez, «Una vez alcohólico, alcohólico para siempre». Comenzando a beber después de un período de sobriedad, al poco tiempo estamos tan mal como siempre. si estamos haciendo planes para dejar de beber, no debe haber reserva de ninguna clase, ni ninguna 

idea oculta de que algún día seremos inmunes al alcohol. ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 31 

Hoy soy alcohólico. Mañana no seré diferente. Mi alcoholismo vive dentro de mí ahora y por siempre. Nunca debo olvidar lo que soy. Con toda seguridad, el alcohol me matará si no reconozco y no tengo presente diariamente mi enfermedad. 

No estoy jugando un juego en el cual una pérdida es sólo un contratiempo. Estoy tratando con mi enfermedad para la cual no hay curación, solamente la aceptación y la vigilancia diarias. 

Septiembre Todos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *