SERENIDAD DESPUÉS DE LA TORMENTA

Alguien que sabía de lo que estaba hablando dijo una vez que el dolor era la medida de todo progreso espiritual. Con cuánta sinceridad podemos los A.A. estar de acuerdo con él. . .

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 100

Cuando me encuentro en la montaña rusa de la confusión emocional, recuerdo que el crecimiento es frecuentemente doloroso. 

Mi evolución en el programa de A. A. me ha enseñado que debo experimentar el cambio que, por doloroso que sea, acabará guiándome del egoísmo a la abnegación. 

Si he de tener serenidad, tengo que PASAR por la confusión emocional y sus consiguientes resacas, y estar agradecido por el continuo progreso espiritual.

Octubre Todos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *