vida sana en abstinencia

vida sana en abstinencia

Después de mi última recaída, que va para cuatro meses y sintiéndome ya casi recuperado en lo psíquico y físico, tengo la necesidad de seguir avanzando en la recuperación. 

Otro pasito mas, un pequeño paso mas ya que esto que voy construyendo es como si fuese un castillo de naipes, al mínimo movimiento siento que todo se puede derrumbar en un solo día. Es por esto que voy poco a poco. La meta última, mejor, el camino es estar sobrio, digo el camino porque hace tiempo que no creo en metas, creo en el camino, eso si. No hay meta porque no tengo ningún sitio a donde llegar.

El camino es ya la meta en si.

Hay cosas que como digo debo ir añadiendo poco a poco a mi rutina, Las últimas semanas he retomado mis paseos, no muy largos no mas de dos horas, unos 10 kilometros.

Esto procuro hacerlo a diario o como mínimo cada dos días, de forma que me vaya sintiendo un poco mas activo. El verano pasado en plena recuperación lo cogí con ganas y llegue hacer caminatas de mas de 30 kilometros, esto tampoco es necesario, creo yo.

Hay que hacer cosas mas suaves. Tampoco me gustan los deportes en general y el gimnasio creo que me agobiaría.

Me pongo algún podcast en el móvil y salgo de ruta. 

Debería dejar de fumar y esto es algo a lo que llevo tiempo dandole vueltas, esto si sería un plus en mi bienestar, el tabaco hace tiempo que no me va bien pero no sé si en estos momentos me compensa añadir mas ansiedad  a mi estado actual. De momento el tema del tabaco lo dejaré para cuando me sienta mucho mejor.

Vigilando la alimentación

La alimentación también he empezado ya a cuidarla, creo que ya en algún momento hablé de como los días previos a las recaídas he observado (a toro pasado, claro) que ya los días previos a recaer había descuidado mi higiene personal pero sobre todo mi alimentación, es aquí donde yo creo que mejor detecto una vez he recaído que sucedió los días anteriores.

Suele coincidir un consumo excesivo de azucares, comidas a deshoras y aumento del consumo de carne. Supongo que esto me sirve para bajar un poco la ansiedad que se va formando en mi interior los días previos a la recaída.

Como puedes ver parece que lo tengo todo muy controlado y sé preveer cuando será la próxima recaída pero esto esta muy lejos de ser así.

Esto soy capaz de analizarlo ahora, dentro de la cordura que me da la abstinencia, en esos días anteriores. A lo que luego ha sido la recaída sencillamente me he dejado llevar hasta terminar cayendo y volviendo a beber. Espero esta vez si poder aprender de la experiencia.

Como decía mas arriba , una alimentación saludable, pudiendo dar algún capricho, claro que si, pero alguno, no vivir de capricho. Para comer cosas sanas y ricas y nada de carne, si acaso una o dos veces a la semana.

 Un gazpacho que preparo yo mismo todos los días, frutas verduras y hortalizas, no se trata de una dieta para perder peso o algo por el estilo, se trata de una dieta sana que me haga sentir fisicamente bien y nada pesado.

Todos los dulces van fuera, fuera totalmente porque he observado que también soy adicto al azúcar, si le dejo entrar luego me cuesta un montón sacarlo de la dieta. He probado casi de todo, comer dulces solo una vez a la semana, cada dos días … el resultado final es como con el alcohol, no tengo control sobre el azúcar.

En estas cosas ando ocupando mi tiempo estos días, en intentar ponerme al día ahora con la alimentación ya que cuando he tenido una recaída bastante tengo con recuperarme como para ademas ocuparme de la alimentación y el ejercicio.

¿aprendiendo de la experiencia?

Por eso decía mas arriba que es como un castillo de naipes, la experiencia me dice que no puedo cambiar todo de la noche a la mañana, debo ir despacio y con pies de plomo, que ya me voy conociendo, aunque solo sea un poco.

En fin, en tu caso, ¿Como lo haces? Estaría encantado de leerte en los comentarios.

creditos de las imagenes: pexels-bob-price-764880, pexels-tamar-willoughby-951886. pexels-tobi-631986

4 comentarios en «vida sana en abstinencia»

  1. En relación con la abstinencia, mi experiencia personal basada en casi 12 años sin beber nada de alcohol ha sido y es la siguiente:
    Una vez que sabes que tienes un problema con el alcohol, que lo reconoces, lo mejor es ser atendido por profesionales que tengan relación con la enfermedad del alcoholismo. Yo en concreto entré en una Asociación de Alcohólicos. Creo, por mi experiencia, que por mi cuenta nunca pude dejarlo, dado que lo dejaba una temporada, pero al final volvía a lo mismo, a pesar de mi arrepentimiento y mis deseos de abandonarlo.
    En general, NUESTRO TIEMPO estaba muy ligado a estancias largas consumiendo en locales o algunos, por su patrón de consumo, en sus domicilios. Por ello para mí ha sido muy importante tapar «todo ese tiempo perdido», con nuevas experiencias o facetas que me ocuparan ese espacio de consumo.
    Por ello uno de los puntos fundamentales en mi abstinencia, ha sido y es, ASISTIR A TERAPIAS de grupo que se llevan a cabo en nuestra Asociación. Allí la gente cuenta sus problemas, sus experiencias, sus penas y sus alegrías, su evolución y todo aquello que quiera contar y que puede que le beneficie para soltar mucho lastre de problemas que se arrastra cuando bebemos. Además es el lugar idóneo donde la gente te escucha dada la empatía que existe al tener todos el mismo problema ya que fuera en nuestro entorno, mucha gente no lo entiende o no se puede contar por el motivo que sea.
    Otro punto fundamental es el CAMBIO DE HÁBITOS. Esto supone un gran esfuerzo porque es dejar de asistir a todos aquellos lugares donde yo consumía. Bares, restaurantes, discotecas, etc,. y además cortar con aquéllas personas que no son realmente amigos personales, sino «amigos de copas». Esto a mi me supuso un gran esfuerzo, dado que por mi trabajo y tipo de vida, suponía dejar la rutina para adaptarme a otra que me era más beneficiosa. Por ejemplo, yo durante años iba a una casa de campo todos los domingos almorzar. Allí se bebía y se comía con mucho exceso. Bien pues, cuando empecé a dejar de beber, yo no podía ir allí a ver beber a mis «amigos y compañeros»y yo mantenerme con agua o un coca-cola. Estuve cerca de dos años sin ir por allí, con la ventaja de que al final, iba cuando yo quería, no por el hábito y mi ingesta de alcohol en dichas reuniones.
    Otro punto a tener en cuenta es la MEDICACION. Ciertos medicamentos han demostrado ser efectivos para ayudar a dejar de beber o disminuir el consumo de alcohol, y para evitar una recaída. Muchas personas son reacias a tomarla, pero yo creo que es un buen escudo para que en caso de duda, se pueda pensar en que el medicamento tendrá su efecto y nos hará pensar en el posible daño que nos ocasionaría una ingesta de alcohol.
    También me vino muy bien el NO TENER BEBIDAS ALCOHOLICAS en casa. Si no las tienes, la tentación se aleja.
    Por último, debemos adaptarnos a llegar a TENER HÁBITOS SALUDABLES, que mantengan nuestra mente alejada del alcohol. Yo en concreto comencé a pintar. Una disciplina que nunca había probado pero que siempre me gustó. Ahora hago mis pinitos y me vino muy bien. Otro fué el deporte. El que sea, el que nos guste, pero alguno con el que podamos ocupar parte de nuestro tiempo y a la vez que mantenga nuestro cuerpo en una forma saludable.

    Responder
    • Gracias por tu respuesta Alfonso, es un post en sí, jejeje.

      Es un placer para mi y seguro que para los que leen el blog aportaciones de gente con tanta experiencia. Son de gran valor tus consejos.

      Creo como tu que dejarlo solo si no es imposible si que es mucho mas dificil y no veo la necesidad de ello pudiendo apoyarme en gente que ha pasado o esta pasando por lo mismo que yo.

      Muchas veces gente de nuestro entorno quiere ayudarnos con la mejor intención pero es muy dificil entender esta enfermedad si no se padece. Además en algunas ocasiones gente de nuestro entorno son afectados directos por nuestra enfermedad lo que puede hacer aun mas dificil su comprensión.

      Por todo ello, creo si se da con un buen grupo de terapia es bueno quedarse ahí.

      En cuanto a no tener alcohol en casa, en mi caso es fácil porque vivo solo pero en otras cirscunstancias esto no es tan sencillo, pero coincido en que cuanto mas lejos del alcohol mas fácil para el enfermo.

      Gracias de nuevo por tu aportación!

      Responder
  2. Muy interesante lo que comentas del azúcar, a mi me pasa igual con galletas… Es decir, azúcar y carbohidratos.
    Intento cuidar mi alimentación pero priorizo mi sobriedad a toda costa.
    Gracias por tus artículos, me han ayudado mucho.

    Responder

Deja un comentario